PROPIEDADES DEFECTUOSAS

Un principio fundamental de la ley de los Estados Unidos es que cada uno de nosotros tiene la obligación de tomar medidas razonables para evitar el daño previsible a los demás. Esta es la razón por la cual los propietarios son legalmente responsables de los accidentes que ocurren en sus propiedades.

Los propietarios están en la mejor posición para eliminar los riesgos en sus propiedades, sea que el peligro sea una acera insegura, una puerta de piscina desbloqueada o sistema de seguridad roto, un perro sin correa, o cualquier otro tipo de peligros. Cuando los propietarios no ponen remedio a las condiciones peligrosas – o cuando crean condiciones peligrosas – la ley los hace responsables por las lesiones que se producen como resultado de eso.

Las causas comunes de demandas por accidentes de propiedad incluyen:
  • Seguridad inadecuada. Los dueños de propiedades que no proporcionan seguridad en vecindarios peligrosos son responsables de los asaltos razonablemente previsibles y de otros crímenes que ocurran en sus propiedades.
  • Resbalones y caídas. Resbalones y caídas pueden darse a causa de pisos mojados, aceras heladas, pisos y escaleras dañadas, aceras agrietadas, baches, zonas poco iluminadas, en general toda ubicación en el recinto que represente un peligro irrazonable para un visitante desprevenido.
  • Accidentes en piscinas. De acuerdo con el Centro para el Control de Enfermedades, el ahogamiento es la causa número uno de muerte en niños de 1-4 años de edad aparte de defectos de nacimiento. Casi la mitad de todos los ahogamientos en los Estados Unidos tienen lugar en piscinas residenciales. Los dueños de propiedades son legalmente responsables de mantener las piscinas seguras, protegidas y supervisadas.
  • Accidentes de construcción. Los sitios de construcción son lugares peligrosos, que presentan numerosas oportunidades para la ocurrencia de accidentes – caídas, electrocución, maquinaria peligrosa o defectuosa, exposición a productos químicos nocivos, ser golpeado al mover equipos de construcción, por nombrar sólo unos pocos.
  • Mordeduras de perro. Los dueños de propiedades son a menudo responsables, independientemente de que exista falta cuando sus perros muerden o dañan a otro persona.
  • Negligencia del dueño de la Propiedad. Los dueños de propiedades tienen el deber de mantener sus instalaciones en condiciones razonablemente seguras, independientemente de si la persona lesionada es un invitado de negocios, un vecino, o incluso un intruso.

Las personas heridas como consecuencia de inseguridad o defectos en las propiedades tienen derecho a obtener una indemnización por gastos médicos pasados y futuros, salarios perdidos y pérdida de la capacidad de ingresos, dolor y sufrimiento como consecuencia de las lesiones y, en algunos casos, daños punitivos.

Las normas legales aplicables a las demandas por accidentes de propiedad son complicadas, y hay plazos de prescripción para reclamaciones tardías. Si usted o un miembro de su familia ha sido lesionado en un establecimiento de negocios, propiedad pública, o en casa o apartamento de un vecino, contacte a Ventura Law para una explicación completa de sus derechos legales. Poniéndose en contacto y contratando a nuestra firma tan pronto después del accidente, nos permite comenzar a investigar y armar un reclamo exitoso. Víctimas de accidentes de propiedad que no tienen una voz fuerte que hablen por ellos pueden ser fácilmente estafados en términos de cualquier acuerdo o no reciben ninguna compensación en absoluto.

Ventura Law se asegurará de que todas las partes responsables rindan cuentas, mientras trabajamos para una completa y justa compensación. Vamos a luchar para obtener la compensación que se merece para que pueda comenzar a seguir adelante con su vida. Ventura Law toma todos los casos en base de contingencia, por lo que no nos debe nada a menos que recuperemos compensación para usted.

¿Tiene algún tema específico que le gustaría hablar con uno de nuestros abogados?