Nueva investigación: conducir con sueño puede ser más grave de lo que se pensaba anteriormente

Tired Driver - Automobile Accident Lawyers
Share This:

Conducir con sueño puede causar más accidentes y muertes de lo que se pensaba anteriormente, según un nuevo estudio federal.

Para muchos estadounidenses, la privación de sueño es parte normal de la vida. Sin embargo, cuando se trata de conducir en forma segura, conseguir un buen descanso por la noche no es nada para descartar. Cada año, miles de accidentes automovilísticos se atribuyen a conducir con sueño en Connecticut y en otros Estados, y una investigación reciente sugiere que el problema es peor de lo que se pensaba. De acuerdo con el Consejo Nacional de Seguridad, el 60 por ciento de conductores adultos encuestados dijeron que habían conducido con sueño en algún momento durante el pasado año. Algunos admitieron haber conducido somnoliento una o más veces al mes, quedarse dormido al volante o tener un accidente o cuasi debido a la fatiga.

Nueva información arroja luz sobre el grave problema

Anteriormente, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico estimó que conducir con sueño causó alrededor de 100,000 accidentes, 71,000 lesiones y 1,500 muertes en todo el país cada año. Sin embargo, la Junta Nacional de Seguridad de Transporte llevó a cabo una nueva investigación que eleva el número estimado de accidentes anuales a causa de conducir con sueño a 1.2 millones, con una cifra entre 4,000 a 7,000 personas fallecidas en accidentes cada año.

La NHTSA ha anunciado planes en marzo pasado para implementar nuevos esfuerzos para abordar el tema de la somnolencia al conducir. Los temas a abordarse en los próximos meses incluyen educar al público acerca de estos peligros, revisión de leyes en los estados que han regulado leyes sobre conducción adormecida y considerar las nuevas leyes que penalizan a los conductores que causen daños debido a la fatiga. La organización también señaló que era importante educar a las fuerzas policiales sobre cómo detectar indicios, después del accidente, de que un conductor estaba dormido al volante. Estas pistas pueden incluir que el conductor estaba solo, un accidente que involucre un sólo vehículo y sin marcas de neumáticos en la carretera.

Factores atribuidos a conducir con sueño

Este invierno puede presentar numerosos riesgos para los que se encuentren detrás del volante con falta de un descanso óptimo la noche anterior. Los viajes por carretera durante la temporada de vacaciones son momentos propicios para conducir con sueño, ya que largos viajes a alta velocidad en autopistas indiferenciadas pueden aumentar la somnolencia. Los días más cortos de invierno también pueden hacer que los conductores se sientan como si tuvieran más sueño de lo debido, lo cual puede suceder durante el viaje a casa por la noche. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, los que están en mayor riesgo de conducir con sueño son:

  • Conductores jóvenes, menores de 25 años de edad, especialmente los estudiantes
  • Conductores de camiones comerciales o conductores de reparto.
  • Personas que trabajan en cambios de turnos o en turnos de madrugada.
  • Personas con trastornos del sueño que están sin diagnosticar o sin tratar.
  • Conductores que toman medicamentos que causan somnolencia.
  • Personas que habitualmente no duermen lo suficiente.

Descansar la noche completa antes de comenzar un viaje al día siguiente, traer a un amigo o familiar que pueda hacer turnos de conducción, evitar los medicamentos sedantes y detenerse cuando la somnolencia hace demasiado peligrosa la conducción son factores que pueden ayudar. Sin embargo, incluso los conductores más cuidadosos no pueden evitar las peligrosas acciones de los demás. Las personas que fueron lesionadas por conductores negligentes tienen derecho a pedir una indemnización. Un abogado de Connecticut con experiencia en lesiones personales puede ser capaz de ayudarlo.

¿Tiene algún tema específico que le gustaría hablar con uno de nuestros abogados?